La izquierda NO necesita una nueva cara, Wyoming

Hace poco me pasaron este vídeo. Me recordó a una discusión que llevo manteniendo últimamente con varias personas sobre el futuro del PSOE, y lo que este partido debería hacer. Lo cierto es que mi opinión difiere un poco de lo que se está comentando, y me gustaría comentárosla, a ver qué opináis.

En primer lugar, no creo que el PSOE necesite un balón de oxígeno ni nada por el estilo. El PSOE está hundido, pero es lógico que lo esté. Diría que hasta es bueno.

El hecho de que un partido político sufra un batacazo electoral cuando incumple sus promesas, engaña a sus votantes, militantes, o simplemente lo hace mal, debería ser motivo de elogio, no de preocupación ni de sorpresa. Es0 significa que aquellos que deberían votarles son críticos con su gestión, y son votantes responsables.

Uno puede no estar de acuerdo con los criterios del votante medio del PSOE, con el discurso de recuperar la izquierda, o simple y llanamente no estar de acuerdo con ninguno de los planteamientos del PSOE y sus militantes, pero desde la óptica de una democracia, esto es bueno que ocurra.

Me consta, por varios militantes que conozco, que el PSOE es un partido que está sufriendo enormes tensiones internas. y que la gran mayoría de las bases quiere ver a la cúpula fuera, aunque no sean capaces de echarlos ni con lejía. El caso es que el PSOE es un partido que acabará por poner orden en su propia casa. Sólo es cuestión de tiempo.

Lo que realmente creo que necesitamos, por tanto, es que el votante responsable se generalice en este país. Siempre se ha comentado que el granero de votos del PP es muy fiel. Yo no veo fidelidad, sino una falta de crítica preocupante.

Uno de los lemas que están de moda ahora es que el PSOE y el PP son lo mismo. No estoy de acuerdo, aunque es cierto que yo también lo he dicho más de una vez. Digamos que sirve como proclama pero no resiste ningún análisis serio.

Es posible que ambos partidos tengan un número semejante de casos de corrupción, pero no deja de ser sorprendente el descaro con el que el PP ampara incluso los casos más clamorosos. En el PSOE la corrupción está bastante más perseguida, aunque siempre haya algunos díscolos y sea simplemente cuestión de guardar las formas (intuyo).

El asunto al final es que si el PP carece de votantes críticos acaba resultando en incentivos perversos. Yo soy un tipo la mar de simpático y meto la mano en la caja. ¿Que me pillan? El partido me pagará los abogados, y es posible que hasta salga reelegido. Y no hablamos precisamente del caciquismo en ayuntamientos pequeños, sino de política a nivel autonómico o estatal. Puede que hasta Rajoy salga en la televisión a comentar lo simpático que soy.

Lo cierto es que yo llevo tiempo suplicando porque aparezca algo como el PNV a nivel estatal. En mi opinión es lo que necesita la derecha de este país. Un partido más o menos serio, con casi nula corrupción y con las cosas muy claras. Aunque sé que mucha gente de izquierdas no estaría de acuerdo conmigo, sería, a mi modo de ver, un salto adelante enorme para nuestra democracia.